Histórico del diamante

Histórico del diamante

Ya en el siglo sexto antes de Jesucristo, los hombres sabían extraer el diamante y comercializarlo.

Es en India que los primeros yacimientos fueron explotados. Las primeras gemas, que han quedadas celebres en la historia en razón de su tamaño y color excepcional, son originarias de ese país

  • El “Gran Mogol” de 280 quilates ;
  • El “Orloff” o “Orlov” de 189,62 quilates.

En el siglo XVIII, al haberse agotadas las minas de India, se abandona el yacimiento de Hyderabad (minas de Golconde). En 1726, aparecen los primeros diamantes originarios de América del Sur y de Brasil. 
La producción en Brasil fue muy importante hasta 1870, y los diamantes más celebres son :

  • El “Presidente Vargas” ; de 44,17 quilates (726,20 quilates en bruto) ;
  • La “Estrella del Sur” de 128,80 quilates.

En la segunda mitad del siglo XIX, se descubrieron yacimientos de una gran riqueza en África del Sur. El descubrimiento de las minas del Cabo origina la disminución de la producción diamantífera de Brasil.
En 1880, el inglés Cecil RHODES funda la sociedad De Beers Consolidated Mines Ltd. Desde entonces, está sociedad detiene el monopolio del comercio del diamante : controla la extracción y la producción del mercado mundial.

Entre los diamantes más celebres de África del Sur, destacan :

  • El “Cullinam I” de 530,20 quilates ;
  • El “Cullinam II” de 317,40 quilates.

Más tarde, numerosos diamantes han sido extraídos en muchos otros países de África (Angola, Namibia, Botsuana, Lesoto, Sierra Leona, República Democrática del Congo).

Rusia ha podido desarrollar la actividad diamantífera gracias al descubrimiento en 1949 de nuevos yacimientos aluvionarios en Siberia Oriental.